El sostén y el embarazo (II)

Seguimos tratando el tema de los sujetadores, ya que el pecho es una de las partes de nuestro cuerpo que más va a sentir nuestro embarazo, que más va a sufrir cambios, sobre todo, cuando llegue el momento de dar la lactancia materna. Muchas matronas lo dicen, no debemos comprar más de dos sostenes, antes de dar el pecho; pues, el pecho va a seguir cambiando hasta que llegue el momento en el que le suba la leche. Además, hasta que llevemos tres meses dando el pecho, nuestros pechos no se “regulan” y crecen, que no se llenan en exceso, ni gotean -algo que es bastante incómodo-. En esta ocasión, podemos usar sujetadores de copa D, para el momento de salir, y copa E para estar cómodas por casa. También, debemos tener en cuenta que nuestros sostenes deben ser cómodos y suaves, sobre todo, por que hay muchas mujeres que quieran dormir con el sujetador puesto; mientras la leche y nuestros pechos “se regulan” y nuestra columna -que sufre bastante, aunque parezca mentira-, se acostumbra a todos estos cambios que está sufriendo nuestro cuerpo. También, es aconsejable que, para soportar y repartir mejor, nos fijemos en el grosor de las tiras del sujetador. Un sujetador de tiras finas nos va a ser insoportable, todavía más que eso; y nos hará sufrir dolores de espalda. Es cierto que un sujetador de tiras anchas no es lo más sexy que podemos encontrar; pero, si, es lo más cómodo y seguro, en estos momentos. O sea que, con estos consejos ya podemos ir a la tienda de lencería y elegir la mejor opción, la que nos resulte más cómodo.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.